Gladiola Orozco
Gladiola Orozco




Ha sido maestra y guía de la mayoría de los integrantes del Ballet Teatro del Espacio del que compartió la dirección con Michel Descombey.

La trayectoria vital y ejemplar de Gladiola Orozco como bailarina, maestra, coreógrafa y directora del Ballet Teatro del Espacio la convierte en un personaje fundamental de la danza contemporánea. Mexicana ejemplar que desde su profesión ha contribuido enormemente en la educación de la sociedad y con su obra ha enriquecido el patrimonio cultural del país.

Prueba de ello es su trabajo como pilar del Ballet Teatro del Espacio logrando crear un público para una de las expresiones más difíciles de promover en nuestro país: la danza contemporánea. La creación de ese público ha permitido socializar el lenguaje de la danza y crear ciudadanos más concientes del lenguaje de los cuerpos en movimiento.

A lo largo de su historia ha sido un gran alfabetizador que ha revelado los pormenores de la danza a distintas generaciones. La depuración de su lenguaje es a la vez la depuración cuerpo social: el cuerpo como palabra sublimada que le regresa al espectador la conciencia de sí mismo, la conciencia sobre sus manos, sus piernas, su torso; pero también la conciencia sobre su identidad y el papel que como individuo juega en la sociedad. Este binomio es una de las constantes labores que ha logrado con el BTE.

La profesionalización del personal que participa en la compañía es uno de los mayores activos que Gladiola Orozco ha aportado a la sociedad. De esta manera ha contribuido a que la danza se mantenga no sólo como una forma de arte, sino también como una forma de vida vigente.

La solidez que ha logrado con la compañía le ha permitido la creación de un repertorio coreográfico, abordando temas capitales para nuestra sociedad, cuyo lugar en la historia de la danza contemporánea en México es incuestionable. El Ballet Teatro del Espacio encontró un lenguaje propio, una manera específica de hacer danza en el México contemporáneo, nutriendo la cultura de su tiempo, se ha planteado una respuesta estética ante las condiciones de la historia y las circunstancias sociales. Además de que ha facilitado el diálogo con otras esferas artísticas. De notarse ha sido la colaboración de compositores como Mariana Villanueva, Mario Lavista, Antonio Russek y Joaquín López Chas; pintores como Rodolfo Morales o del artista plástico Sebastián.

Su gran interés por la enseñanza de la danza y su práctica cotidiana, así como su profunda convicción de que la danza ayuda al hombre en su equilibrio y desarrollo, la llevan a fundar en 1977, el Centro de Formación Profesional y Enseñanza Abierta de la Danza del Espacio Independiente que dirige desde entonces y que es la cuna de muchos de los bailarines que constituyen el BTE y de importantes creadores y bailarines en la escena mexicana como Marco Antonio Silva, Bernardo Benítez, Miguel Ángel Palmeros, Beatriz Madrid, David Attie, Silvia Unzueta, Lino Perea, Jorge Chanona, Javier Salazar, Jessica Sandoval, Jorge Gale, y Solange Lebourges entre muchos otros.

Precursora del coreodráma, que es su gran aportación a la danza contemporánea en México, inicia con la obra emblemática ICARO en el que manifiesta su preocupación por la juventud destruida por las drogas; continuando con Ana Frank y Antonieta Rivas Mercado, genero que nace por su particular sensibilidad creativa para ofrecer una experiencia de necesaria apertura de la danza hacia otros terrenos expresivos.

Su inquietud por la educación y la cultura la han llevado a organizar desde 1967 a la fecha, funciones didácticas a lo largo de la trayectoria del Ballet Teatro del Espacio, ofreciendo funciones en Escuelas Primarias y Secundarias algunas veces en colaboración con la SEP a través de la Dirección General de Promoción Cultural y la Dirección General de Educación Secundaria, así como funciones en el Teatro Espacio Cultural dirigidas a estudiantes de Preparatoria y universitarios, labor que ha permitido la formación de un público constante para la danza en México.

Para ejemplificar los logros y relevancia de la labor de la Maestra Orozco con su compañía podríamos señalar que anualmente incide en una población aproximada de 20,000 espectadores en sus distintas temporadas. Que ha contribuido a la formación de más de 100 bailarines profesionales y más de 500 aficionados a la danza.



Su Trayectoria



En 1950 Inicia la profesión de bailarina en el Ballet Nacional de México. Posteriormente estudia en la escuela de Martha Graham en Nueva York.

En 1966, funda con otros bailarines el Ballet Independiente de México, ahora Ballet Teatro del Espacio. Desde entonces ha permanecido sin interrupción al frente de la Compañía con la que ha realizado importantes giras nacionales e internacionales así como temporadas en los foros más representativos de la ciudad de México, Palacio de Bellas Artes, Teatro de la Ciudad, Auditorio Nacional, Teatro de los Insurgentes, Teatro Blanquita, Teatro Julio Castillo, El Teatro de la Danza y El Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes, en los más reconocidos del interior de la República así como en el mundo como el Théatre de la Ville, en París, Maison de la Culture, en Saint Denis Francia, Stads Schouwburg Amsterdan Holanda, Centre National des Arts, Ottawa, Le Grand Theatre Québec, Ryerson Theatre Toronto, Teatro Mella Habana Cuba entre otros.

En 1967 fundadora de los cursos de Danza en la Casa del Lago de la UNAM.

A partir de 1969, ha sido invitada a Cuba como consejera artística de la Escuela Nacional de Danza (Cubanacan) y del Consejo Nacional de Danza.

En 1977, crea el Centro de Formación Profesional y Enseñanza Abierta de la Danza del Espacio Independiente que dirige desde entonces.

En 1981, crea el coreo drama ICARO obra magistral reconocida a nivel internacional.

En 1983 por invitación oficial viaja a la Republica Popular de China, donde imparte varias conferencias en los principales centros de la danza teatral que produce este país.

En 1985 crea el Laboratorio de Ballet Teatro del Espacio. Desde esta fecha ha creado distintas obras entre otras "Estudio para Cinco", "Los Siete Pecados Capitales", el coreodrama Ana Frank, "El Gran Viaje", "Y…", en 1999 estrena en el Palacio de Bellas Artes: "Antonieta Rivas Mercado, la Antorcha Hija del Ángel", en 2000 estrena en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes: "Memoria", en 2003 "Bésame Mucho", "Cucurrucucú", "El Adiós a Javier Salazar", y "La Tanda" en 2007.

En 1991 Inaugura el Teatro Espacio Cultural, sede del Ballet Teatro del Espacio.

En 1992 forma parte de la Comisión de Artes y Letras del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

De 1993 – 1994 pertenece al Sistema Nacional de Creadores de Arte del FONCA.

En 1997 la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y Música le otorga un premio por su destacada trayectoria dentro de la danza.

En 1998 forma parte del Jurado del Premio Nacional de Ciencias y Artes.

En 2000 la nombran Presidenta del Jurado del XXI premio INBA UAM, concurso de composición coreográfica contemporánea.

En 2001 la nombran Miembro del Consejo Consultivo del Festival Internacional Cervantino.

En 2003 es nombrada miembro del Consejo Consultivo de la Fundación Rodolfo Morarles, y recibe el premio Guillermina Bravo en reconocimiento a su trayectoria.

En 2004 publica el libro MEMORIAS, sobre la vida de Antonieta Rivas Mercado.

En 2006 recibió el premio Coatlicue, otorgado por la Coordinadora Internacional de Mujeres en el Arte (COMUNARTE).

En 2007 recibe la Medalla de Oro de Bellas Artes, en reconocimiento a su trayectoria y forma parte del Jurado para el Premio Nacional de Ciencias y Artes.